RESULTADOS Y CALENDARIO SEMANAL

  CALENDARIOS TEMPORADA:

El Cadete A da la vuelta al partido en el último suspiro

 

Nuestro Cadete A afrontaba el domingo en el Valle de las Cañas un partido importante para seguir sumando contra el Puerta de Madrid, un rival a priori inferior, por donde están situados ambos conjuntos en la tabla pero que iba a dejar claro que en esta liga no hay rivales débiles y cualquiera te puede poner en serios aprietos.

 

El encuentro comenzaba con los azulones muy imprecisos con y sin el balón, sin ser capaces de conectar cuatro pases seguidos y llegando tarde a casi todas las jugadas. El Valle de las Cañas propicio para realizar un fútbol asociativo pero los azulones serían incapaces de desarrollarlo durante gran parte del duelo. Por el contrario, estos primeros cuarenta minutos, los rivales con un fútbol vertical y rápido ponían en serios aprietos a los nuestros, y no iban a conseguir irse con ventaja al descanso en gran parte por el buen hacer bajo palos de Luis.

 

Tras la charla de los vestuarios, los diablos azules salían en la segunda mitad con la idea de cambiar su juego, sin embargo en un balón a la espalda de la defensa azulona, el delantero rival se quedaba delante de Luis y esta vez sí conseguía batirle poniendo el 0 a 1.

 

Se ponían las cosas complicadas para los nuestros, y se iban a torcer aún más cuando en el minuto 60, Luis se rompía y sin ningún portero más en el banquillo, le tocaba ponerse los guantes a la referencia ofensiva azulona, Gancedo.

 

Pero lejos de venirse abajo, nuestros jugadores del Cadete A iban a demostrar una vez más que si algo tiene este equipo es carácter y en unos últimos veinte minutos de poco fútbol pero llenos de lucha e intensidad se lanzaban a por el partido.

 

A tres minutos del final, el árbitro señalaba un penalti riguroso a favor de los nuestros, y Gancedo con los guantes puestos se encargaba de transformarlo y poner el 1 a 1.

 

Cuando todo parecía indicar que el encuentro terminaría con el empate, ya en el tiempo de descuento, Marcos recogía un balón botando en la frontal del área y con una maravillosa volea introducía su disparo por toda la escuadra y daba los tres puntos a los azulones. La locura se desataba y los nuestros celebraban por todo lo alto su victoria.

 

Información Adicional